Como afecta el agua dura a tu salud

La dureza del agua mide la concentración de minerales disueltos, en particular sales de calcio y de magnesio (aunque otros como el hierro, el estroncio y el manganeso también influyen en su endurecimiento, en menor medida).

Tener un agua dura influye sobre todo en el rendimiento y el mantenimiento de los electrodomésticos de limpieza, así como en el sabor del agua. Un agua descalcificada, por el contrario, reduce la cantidad de detergente necesaria, tanto en lavadoras domésticas como industriales, ya que si la dureza es excesiva se generan sales insolubles que producen espuma, haciendo que haga falta más cantidad de producto limpiador.

La calidad del agua que consumes

Mejora tu calidad de vida y la de los tuyos

El agua, que resulta imprescindible para mantener la vida en nuestro planeta, no siempre es buena. En este sentido, cuando hablamos de agua potable, debemos diferenciar entre la dura y la blanda. La principal diferencia entre ambas tiene que ver con la presencia de minerales , que es mayor en la dura y menor en la blanda. Y esto, en el caso de la dura, puede suponer una gran cantidad de problemas a largo plazo la consumimos o utilizamos de forma recurrente.

Los problemas que pueden aparecer con el agua dura, que es la que provoca la aparición de depósitos de cal, suelen ser visibles en gran parte de nuestro hogar. Grifos con cal, marcas en la mampara de la ducha, manchas en los azulejos, electrodomésticos que funcionan peor, atascos en las tuberías… Pero lo peor de todo esto es que si la presencia de cal es muy elevada, lo que implica una mayor dureza, los efectos también podrían ser negativos para nuestra salud. Una situación bastante más grave y que, sobre todo en los inicios, es más difícil de detectar.

El agua dura no tiene efecto negativo a la salud

El agua dura no tiene efecto negativo a la salud, dice la Organización Mundial de la Salud (OMS) en su Conferencia en Geneva.

Cuando hablamos de los riesgos para la salud, todo se torna bastante más serio. Siempre es molesto que se nos pueda estropear un electrodoméstico como la lavadora o que queden incómodas marcas en grifos y mamparas. Pero cuando los efectos pueden generar un impacto directo sobre la salud la situación es más grave. En este sentido, lo recomendable es que el agua ofrezca como máximo un aporte de 20 miligramos por litro de sodio, 50 de magnesio y 50 de residuo seco. Por encima de estos niveles podrían comenzar a aparecer los problemas.

Lo cierto es que hay mucha controversia con respecto a qué problemas puede causar el agua dura sobre la salud de las personas. Los hay que defienden que puede provocar enfermedades cardiovasculares, cálculos renales, diabetes y muchos otros problemas. Al igual que también los que defienden que no generan ningún inconveniente. Sin embargo, sí que podemos asegurar que nuestra salud sí que se ve afectada de forma directa cuando la dureza del agua es demasiado elevada. Sobre todo en nuestra piel, que es la primera que suele sufrir por ello.

¿Entonces? ¿A qué afecta un agua dura?

Dureza y sabor del agua

La presencia de mayor o menor cantidad de carbonato cálcico afecta a las propiedades organolépticas del agua. Los valores de este compuesto, en aguas potables, se sitúan entre los 10 y los 500 mg por litro. La OMS establece valores tolerables para el consumo que oscilan entre los 100 y 300 mg por litro, aunque señala que existen consumidores capaces de tolerar valores mayores de 500 mg y otros que prefieren aguas con valores por debajo de 100 mg.

Cálculos renales

La revista, International Journal of Preventive Medicine, publicó en 2013 un estudio en el que se concluye diciendo que no se han encontrado suficientes datos que permitan establecer una relación entre la dureza del agua y la aparición de cálculos renales. Señala también, que en aquellos pacientes que presentan cálculos renales (de origen desconocido) puede ser adecuado no ingerir a menudo aguas duras.

Presencia de Magnesio y calcio

La OMS defiende que el consumo de aguas duras ricas en calcio y magnesio podría prevenir episodios de osteoporosis y dolencias cardiovasculares. Por el contrario, el consumo de aguas blandas podría ser negativo para el equilibrio mineral de nuestro organismo. Sin embargo, hay que tener presente que estas afirmaciones no están apoyadas en estudios científicos, puesto que los que se han llevado a cabo hasta la fecha no han sido concluyentes en uno u otro sentido.

Estudios llevados a cabo en España

En España se han llevado a cabo diversas investigaciones para tratar de encontrar una relación entre la dureza del agua y la salud. Para ello, se ha analizado el agua del grifo y el agua embotellada. No se han encontrado pruebas suficientes para arrojar conclusiones definitivas al respecto. La principal conclusión de todos estos estudios, es que el consumo de agua contribuye, en mayor o menor medida, a cubrir una parte de los requerimientos de calcio y magnesio de nuestro organismo.

Soluciones

Ofrecemos una amplia gama de productos para adaptarnos a sus necesidades

DESCALZIFICADOR

Descalcificadores

Descalcificación, más de 30 años ofreciendo soluciones tanto para el hogar como la industria.

AQUALUXE

Osmosis inversa

Ósmosis inversa industrial y doméstica. Bienestar para la salud a su alcance.

DCA LUXE

Desincrustantes

Usados para eliminar los depósitos de minerales de las líneas de conducción del agua.

OXIWATER

Ozono

Oxi Water es un sistema increíblemente eficaz de lavado en agua fría para usa doméstico.